Parabola del sembrador

DISCURSO DE JESÚS, EL MISTERIO DEL REINO REVELADO EN PARÁBOLAS

 EL SEMBRADOR SALIO A SEMBRAR-  Mateo 13:1 En aquel día, Jesús salió de la casa y se sentó a orillas del mar. 2 Se reunió tal cantidad de gente que tuvo que subir a una barca y sentarse en ella, mientras toda la gente permanecía en la orilla. 3 Jesús les enseñaba muchas cosas en parábolas. Les decía: “El sembrador salió a sembrar. 4 Cuando sembraba, unas semillas cayeron junto al camino, vinieron los pájaros y se las comieron. 5 Otras cayeron sobre un terreno pedregoso donde no había mucha tierra, y, como esta no tenía profundidad, brotaron enseguida, pero apenas salió el sol, las quemó y, al no tener raíz, las secó. 7 Otras  cayeron entre las espinas, pero estas crecieron y las ahogaron. 8 Otras cayeron en tierra fértil y fueron dando fruto, una cien, otra sesenta, otra treinta. 9 El que quiera escuchar, que entienda.”   

Comentario: El tercer discurso de Jesús se compone de siete parábolas, algunas exclusivas de Mateo, que ilustran como es el Reino de los cielos y qué se necesita para pertenecer a él. Los destinatarios son tanto los discípulos como la multitud, pero la comprensión de los primeros es básica. A estos se oponen radicalmente los fariseos. Las parábolas ayudan a descubrir el significado del Reino presente en la persona del Hijo de Dios, cuya palabra se asocia con su misión para mostrar en qué consiste ese Reino. El discurso tiene tres partes: la parábola del sembrador y su explicación, entre las que se introduce la razón de ser de las parábolas (13:1-23); la parábola del trigo y la cizaña y su explicación, entre las que se introduce la parábola del grano de mostaza y la levadura, y de nuevo la razón de ser de éstas (13:24-43), y las dos últimas parábolas, del tesoro y la perla y la de la red, y la conclusión de todo el discurso (13:44-51). Discípulo es quien escucha con fe, comprende y es capaz de vivir estas enseñanzas. Las parábolas de Jesús nos piden disposición para aceptar la soberanía de Dios y nos exige una respuesta decidida.  

El discurso se abre con la parábola del sembrador, con la cual Jesús ilustra cómo tiene lugar la aceptación del Reino. Se insiste en la producción de los frutos (13:8), como un llamado apremiante a los discípulos para que respondan de manera adecuada a los dones de Dios. La abundancia, más que una simple cuestión cuantitativa, tiene que ver con la calidad de la producción, que es lo que en definitiva importa en el Reino de Jesús. La parábola, como toda parábola, requiere de oídos para entender (13:9), y entender es también practicar. La parábola nos abre a la esperanza en la acción de Dios: sus frutos siempre serán insospechados.

¿POR QUÉ JESUS LES HABLABA EN PARÁBOLAS?- Mateo 13:10 Los discípulos se acercaron a Jesús y le preguntaron: “¿Por qué les hablas en parábolas?”. 11 Él les respondió: “Porque a ustedes Dios les ha dado a conocer los misterios del Reino de los cielos, pero a ellos no. 12 Al que ya tiene, él les dará en abundancia, pero al que no tiene, él también le quitará aun lo poco que tiene.* 13 Por eso les hablo en parábolas, porque, aunque miran, no ven, y aunque oyen, no escuchan ni comprenden*. 14 Así se cumple en ellos la profecía de Isaías*: Ustedes oyen, pero no comprenden, y por más que miran no ven, 15 pues se endureció el corazón de este pueblo, sus oídos escucharon con dificultad y sus ojos se cerraron, no sea que vean bien con los ojos, oigan bien con los oídos, entiendan con el corazón, se arrepientan y yo los sane.” 16 En cambio dichosos los ojos de ustedes porque ven, y sus oídos porque oyen. 17 Pues les aseguro que muchos profetas y justos desearon ver lo que ustedes ven, pero no lo vieron, y oír lo que ustedes oyen, pero no lo oyeron.  

*12 O lo que cree tener. A los ingratos a la gracia o beneficio de Dios, se les quitará en castigo aun lo que han recibido.
*13 Si les propusiera la verdad desnuda la despreciarían; por eso les hablo en parábolas; pero ni aun así hacen caso a mi doctrina.
*14 Ver Isaías 6:9.

Comentario: Los discípulos preguntan por qué el Maestro habla en parábolas. La respuesta (13:11) resulta sorprendente y extraña, pues parecería abrir un abismo entre ellos y el resto de la gente. Pero Mateo presenta su propia experiencia y la de su comunidad, unas cinco décadas después de los acontecimientos narrados: el contraste entre la recepción de la enseñanza por parte de los discípulos y la obstinación de Israel, representado por sus dirigentes y los fariseos. La cita de Isaías (Isaías 6:9-10 en Mateo 13:14-15), sobre todo la parte final, es difícil de entender, porque pareciera que Dios endurece el corazón y no quiere la salvación; sin embargo, lo único que hace es ratificar y sentenciar las malas disposiciones de obstinación y necedad que encuentra en su pueblo, las que se oponen al plan salvador de Dios por su Mesías. La disponibilidad para la escucha la otorga el Mesías a quienes se hacen de su familia (Mateo 12:46-50) y optan por ser pequeños y sencillos (11:25).

EL DISCÍPULO SI SE DEJA FORMAR, SE PARECERÁ A SU MAESTRO - Lucas  6:40 El discípulo no está por encima de su maestro, pero si se deja formar, se parecerá a su maestro.

Formar: Hacer algo dándole la forma que le es propia: Desarrollarse una persona en lo físico o en lo moral.  

Proverbios 8:8 Todas mis palabras son sinceras, ni una sola es dudosa o falsa. 9 Todas son exactas: Un espíritu abierto se da cuenta; son justas; eso se ve con un poco de saber. 10 Aprópiense de mi disciplina antes que del dinero, elijan la ciencia y no el oro fino.

LA SANGRE TE HACE PARIENTE, LA LEALTAD TE HACE FAMILIA  

Leal: Que guarda fidelidad.// Dícese de las acciones propias de una persona fiel. // Dícese asimismo de ciertos animales domésticos, como el perro y el caballo, que guardan fidelidad y agradecimiento a sus amos. // Que es fidedigno y fiel, cumplidor de los deberes a su cargo.  

Lealtad: Calidad de leal. // Legalidad, realidad, verdad.  

¡AQUÍ ESTÁN MI MADRE Y MIS HERMANOS! - Mateo 12:46 Mientras Jesús enseñaba a la multitud, su madre y sus hermanos estaban afuera, buscando hablar con él. 47 Alguien le dijo: “Allá afuera están tu madre y tus hermanos y quieren hablarte.” 48 Jesús le respondió: “¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos?”  49 Y señalando con la mano a sus discípulos, afirmó: “¡Aquí están mi madre y mis hermanos! 50 Porque quien haga la voluntad de mi Padre que está en los cielos es mi hermano, mi hermana y mi madre.”  

NO SE AVERGÜENZA DE LLAMARNOS HERMANOS - Hebreos 2:11 De este modo el que comunicaba la santidad se identificaría con aquellos a los que santificaba. Por eso él no se avergüenza de llamarnos hermanos, cuando dice: 12 Señor, yo anunciaré tu nombre a mis hermanos, te celebraré en medio de la asamblea.* 13 Y también: Mantendré mi confianza en Dios. Aquí estoy yo y los hijos que Dios me ha dado.* 

*12 Salmo 22:23, Mateo 28:10- Juan 20:17.  

*13 Isaías 8:18.

YA NO SON EXTRANJEROS NI HUÉSPEDES - Efesios 2:19 Así, pues, ya no son extranjeros ni huéspedes, sino ciudadanos de la ciudad de los santos; ustedes son de la Casa de Dios. 20 Están cimentados en el edificio cuyas bases son los apóstoles y profetas, y cuya piedra angular es Cristo Jesús.

Mateo 11:25 En aquella ocasión Jesús exclamó: “Yo te alabo, Padre, Señor del Cielo y de la tierra, porque has mantenido ocultas estas cosas a los sabios y entendidos y las has revelado a la gente sencilla. Si, Padre, pues así fue de tu agrado.  

Sencillo: Que no tiene artificio ni composición. Carece de ostentación y adornos. Fig. Incauto, sin malicia, ingenuo en el trato.  

Ingenuo: Sincero, candoroso, sin doblez.  

Inocente: Libre de culpa, que no daña, no es nocivo. No conoce el mal, que no ha llegado a la edad de la discreción: La degollación de los SANTOS INOCENTES.  

Inocente: Fig. Sin malicia.  Fácil de engañar.  

MOISES - Números 12:3 Ahora bien, Moisés era un hombre muy humilde*. No había nadie más humilde que él en la faz de la tierra.  

*3 Con humildad publicó sus defectos. Moisés era un hombre muy humilde: Signo distintivo del que ha encontrado a Dios.

1° Pedro 3:4 Sino más bien irradie de lo íntimo del corazón la belleza que no se pierde, es decir, un espíritu gentil y sereno. Eso sí es precioso ante Dios.  

Sereno: Fig. Apacible, sosegado.  

Gentil: Amable, cortés, agradable.  

¡ENTIENDAN LA PARÁBOLA DEL SEMBRADOR! - Mateo 13:18 “¡Entiendan la parábola del sembrador! 19 Cuando uno oye la palabra del Reino y no la comprende, viene el Maligno y le arranca lo sembrado en su corazón; este es el que está sembrado junto al camino.* 20 Lo sembrado en terreno pedregoso  representa al que escucha la palabra y enseguida la recibe con alegría, 21 pero esto dura poco, porque no tiene raíz en sí mismo y cuando llega algún  sufrimiento o persecución por causa de la palabra, de inmediato sucumbe. 22 Lo sembrado entre las espinas es el que escucha la palabra, pero la preocupación de este mundo y la seducción de la riqueza ahogan la palabra y la dejan sin fruto. 23 En cambio, lo sembrado en tierra fértil representa al que escucha la palabra y la comprende, da fruto y produce, ya sea cien, sesenta o treinta.”   

*19 Claramente se nota que Jesús no pretendía distinguir entre buenos y malos: describe una realidad e indica  por qué la Palabra de Dios no puede ser aceptada por la mayoría. El maligno arrebata  la palabra, y esto se refiere a todos los que, tal vez sin culpa suya, no estaban en las condiciones que les hubieran permitido que entendieran.  

Comentario: La siembra de la semilla corresponde a la predicación de la Palabra acerca del Reino por parte de Jesús. Aunque la semilla primero se identifica con la palabra y luego con las personas mismas, la consecuencia es que el énfasis de la enseñanza de Jesús se centra más  en los que escuchan, lo que acentúa el compromiso del creyente. Las dificultades de la comunidad de Mateo son también las nuestras a la hora de aceptar  y vivir la Palabra de Jesús: La acción del Demonio, la infidelidad a causa del sufrimiento y la persecución y la preocupación por las cosas de este mundo.   

OBRAS DE LA CARNE - Gálatas 5:19 Bien manifiestas son las obras de la carne, las cuales son: adulterio, fornicación, deshonestidad, lujuria. 20 Culto de ídolos, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, enojos, riñas, disensiones, herejías. 21 Envidias, homicidios, embriagueces, glotonerías y cosas semejantes, sobre las cuales los prevengo como ya tengo dicho, que los que tales cosas hacen, no alcanzarán el Reino de Dios.

EL FRUTO DE LA LEY ES OTRO, NOS HACE CONSCIENTES DEL PECADO- Romanos 3:20 Porque en base a la observancia de la ley no será justificado ningún mortal ante Dios. El fruto de la ley es otro: nos hace conscientes del pecado.  

Fruto: del ingenio o del trabajo humano. / fig. Utilidad y provecho.  

LA LEY ES ESPIRITUAL- Romanos 7:14 Sabemos que la Ley es espiritual, pero yo soy hombre de carne y vendido al pecado.  

LA SABIDURIA DIVINA - 1º Reyes 5:9 Dios le dio a Salomón la sabiduría, una inteligencia muy grande, y una ciencia tan amplia como la arena  que está en la orilla del mar. 10 La sabiduría de Salomón superaba a la sabiduría de cualquier sabio de Oriente y a toda la sabiduría de Egipto.  

ENSEÑADOS POR DIOS - Juan 6:43 Jesús le contestó: “No murmuren entre ustedes. 44 Nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió. Y yo lo resucitaré en el último día. 45 Está escrito en los profetas: Serán todos enseñados por Dios, y es así como viene a mi toda persona que ha escuchado al Padre y ha recibido su enseñanza.  

AL ESPÍRITU LO  ENVÍA DIOS - Juan 16:7 Pero es verdad lo que les digo: Les conviene que yo me vaya, porque mientras yo no me vaya el Protector no vendrá a ustedes. Yo me voy, y es para enviárselo.  

EL ESPÍRITU HABITA EN UN CUERPO MORTAL -  Romanos 8:10 Pero Cristo está en ustedes, y aunque el cuerpo lleve en sí la muerte a consecuencia del pecado, el espíritu es vida por haber sido santificado. 11 Y si el Espíritu de Aquel que resucitó a Cristo de entre los muertos está en ustedes, el mismo que resucitó a Jesús de entre los muertos dará también vida a sus cuerpos mortales por medio del Espíritu, que habita en ustedes.  12  Entonces, hermanos, no vivamos según la carne, pues no le debemos nada. 13 Si viven según la carne, necesariamente morirán; más bien den muerte a las obras del cuerpo mediante el espíritu, y vivirán.  

Eclesiastés 12:7 El polvo vuelve a la tierra de donde vino, y el Espíritu sube a Dios que lo dio.  

EL ESPÍRITU ABANDONA EL CUERPO- 2º Corintios 5:8 Por eso nos viene incluso el deseo de salir de este cuerpo para ir a vivir con el Señor.  

Hebreos 6:7 Si una tierra absorbe las lluvias que la riegan a su debido tiempo y produce pasto provechoso para quienes la cultivan, recibe la bendición de Dios; 8 pero la que produce zarzas y espinas pierde su valor; un poco más y la maldicen, y terminarán por prenderle fuego.  

Cizaña: no es cualquier hierba mala. Da un fruto rojo que es muy venenoso.  

PARÁBOLA DE LA CIZAÑA- Mateo 13:24 Otra parábola les propuso, diciendo: el Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena simiente en su campo: 25 pero al tiempo de dormir los hombres, vino cierto enemigo suyo, y sembró cizaña en medio del trigo, y se fue. 26 Estando ya el trigo en hierba y apuntando la espiga, se descubrió asimismo la cizaña. 27 Entonces los criados del padre de las familias acudieron a él, y le dijeron: señor, ¿no sembraste buena simiente en tu campo? pues ¿cómo tiene cizaña? 28 Les respondió: algún enemigo mío la habrá sembrado. Le respondieron los criados: ¿quieres que vayamos a recolectarla? 29 A lo que respondió: no, porque no suceda que arrancando la cizaña, arranquen  juntamente con ella el trigo. 30 Dejen crecer uno y otro hasta la siega, que al tiempo de la siega yo diré a los segadores: recolecten primero la cizaña, y hagan gavillas de ella para el fuego, y metan después el trigo en mi granero.  

*25 “Vino el enemigo”: Si alguien pretendiera escribir un evangelio en el que el demonio estuviera tan ausente como lo está en nuestra sociedad, e incluso en nuestras catequesis, tendría bastante que recortar. El triunfo del demonio consiste en pasar desapercibido.  

Comentario: Un caso semejante al de la parábola del sembrador y su explicación alegórica (13: 3-9 y 13:18-23) tiene lugar en la del trigo y la cizaña. La temática gira también en torno a la siembra, pero ahora se trata de la mala semilla sembrada con la buena. Al recordar esta parábola de Jesús, Mateo pone de manifiesto otra situación que afecta a su comunidad (nota a 13:18-23): la presencia de elementos negativos no solo fuera de ella, sino en el interior de la propia comunidad cristiana, lo que es aún más grave. Sin embrago, esta situación concluirá con la venida gloriosa del Hijo del hombre. En aquel día tendrá lugar la separación. Por ahora es preciso coexistir. Esta situación apremia al discípulo a ser fiel a su identidad como creyente y a agudizar su discernimiento y compromiso con el Señor.

DE IGUAL MODO OCURRIRÁ AL FIN DEL MUNDO - Mateo 13:36 Entonces Jesús, despedido del auditorio, volvió a casa: y aguardándolo sus discípulos, le dijeron: explícanos la parábola de la cizaña sembrada en el campo. 37 El cual le respondió: el que siembra la buena simiente es el Hijo del Hombre*. 38 El campo es el mundo, la buena simiente son los hijos del Reino. La cizaña los hijos del maligno espíritu. 39 El enemigo que la siembra es el diablo. La siega es el fin del mundo. Los segadores son los Ángeles. 40 Y así como se recoge la cizaña y se quema en el fuego, así sucederá al fin del mundo*. 41 Enviará el Hijo del Hombre a sus Ángeles, y quitarán de su Reino a todos los escandalosos, y a cuantos obran la maldad. 42 Y los arrojará en el horno de fuego. Allí será el llanto y crujir de dientes. 43 Al mismo tiempo que los justos resplandecerán como el sol en el Reino de su Padre. El que tiene oídos para entender, entiéndalo.  

*37 El Hijo del Hombre: Jesús es presentado con este título en todos los lugares del Evangelio en que se habla del juicio. Es una manera de decir que volverá con la autoridad Divina y la Gloria del Padre, como lo vemos expresado en Daniel 7:13. 

  *40 Así sucederá al fin del mundo: la espera  de un juicio de Dios sobre el mundo era un elemento esencial en la predicación de los profetas. El saber con certeza que nuestra vida va a ser juzgada por el que ve el fondo de los corazones, es una de las bases de la  visión cristiana de la existencia. Se comprende así el carácter dramático de las decisiones que se toman día tras día y que van trazando un camino hacia la verdad o un rechazo de la luz. Junto con reafirmar el juicio, esta breve parábola contiene el elemento muy revolucionario; el juicio es un secreto de Dios, y hasta el fin del mundo el bien y el mal estarán mezclados en cada individuo y también en las instituciones. Al leer la Biblia tal vez nos produzca cierto impacto ver como el mundo aparece dividido en “buenos y malos”, en realidad se trata de un recurso pedagógico que Jesús usó como ya lo hacían los profetas. Si los “maestros” de la fe no dejan que los fieles tengan la posibilidad de pensar y de equivocarse, la iglesia quedara sin vida. Dios prefiere que las cosas se aclaren por sí mismas y quiere que los hombres vivan  su propia experiencia. El mal forma parte del  misterio de la cruz.

Parábola: 1)- Historia figurada que se utiliza para ilustrar verdades espirituales. Enseña sabiduría sobrenatural más que humana, razón por la que difiere de la fábula. 2)- Las parábolas que formuló Jesucristo fueron para enseñar a sus discípulos, que las recordaban y asimilaban con facilidad. Se aceptan al menos 30 parábolas principales en los Evangelios. Pueden dividirse en: dogmáticas, morales y proféticas.  

Mateo 13: 35 Cumpliéndose lo que había dicho el profeta: abriré mi boca para hablar con parábolas, publicaré cosas misteriosas que han estado ocultas desde la creación del mundo.

Salmo 78:1 Escucha pueblo mío mi ley; y ten atentos tus oídos para recibir las palabras de mi boca. 2 La abriré profiriendo parábolas*, diré cosas recónditas desde el principio del mundo.

*2 O sentencias misteriosas.

LA LEY DEL REINO - Santiago 2:8 Obran bien cuando cumplen la Ley del Reino*, tal como está en la Escritura: Ama a tu prójimo como a ti mismo.    

*8 La Ley del Reino es el mandamiento del amor, el que según Jesús, resume todos los otros. Ley de libertad, porque nos hace libres, siendo ella la única que quedará cuando el Espíritu nos haya conducido más allá de las leyes.  

Inteligencia: Facultad de conocer, de entender. // Habilidad, destreza, experiencia.// Trato y correspondencia secreta. // Sustancia puramente espiritual.  

Inteligente: Que es sabio, perito, instruido. Seres inteligentes.  

Intelecto: Entendimiento, mente, inteligencia.  

Santiago 2:26 Porque así como un cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe que no produce obras está muerta.  

MARÍA ELIGIÓ LA MEJOR PARTE -  Lucas 10:38 Cuando iban de camino, Jesús entró en un pueblo, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. 38 Marta tenía una hermana llamada María que, sentada junto a los pies de Jesús, escuchaba su palabra. 40 Marta, que estaba muy ocupada sirviendo, se acercó a Jesús y le dijo: “Señor, ¿no te preocupa que mi hermana me deje servir sola? ¡Tienes que decirle que me ayude!” 41 Jesús le respondió: “¡Marta! ¡Marta!, tú te preocupas y te inquietas por muchas cosas, 42 pero una sola es necesaria. María eligió la mejor parte, la que nunca le será quitada.”

 Comentario: Los maestros judíos no aceptaban discípulas, porque ni a mujeres ni a niños se les instruía en la Ley. Sin embargo entre los seguidores de Jesús también había niños y mujeres que se sentaban a sus pies (posición propia del discípulo) a escuchar su enseñanza (Marcos 3:31-35; Hechos 22:3). María de Betania es una de ellas, entre otras varias que siguen al Señor (Lucas 8:2-3). Sin embargo, Marta considera que el lugar de María no es estar sentada  a los pies de Jesús, sino al servicio a los demás, tal como lo está haciendo ella misma (ver Juan 12:2) y como Jesús da ejemplo al definirse como aquel que “estoy entre ustedes como el que sirve” (Lucas 22:27). Jesús le responde a Marta que hay un valor mayor que el de servir a los demás, que es el hacerse discípulo por la escucha de su palabra. María ha elegido esto, “la mejor parte” (10:42), que nadie tiene derecho a quitarle. Solo esa “mejor parte” hace que el servicio del discípulo adquiera una nueva motivación (por Dios), una nueva fuente (la Palabra de Jesús) y una nueva finalidad (hacer presente el Reino). Este es el servicio propio de un discípulo del Reino de Dios.  

EL FUEGO DEL JUICIO DE DIOS, DESTRUCTOR DE TODO LO QUE NO  PUEDE SOMETERSE A SU ACCIÓN REFORMADORA.  

EL CIMIENTO ES JESUCRISTO - 1° Corintios 3:7 Por tanto , no cuenta ni el que planta ni el que riega, sino Dios quien hace crecer. 8 No hay ninguna diferencia entre el que  planta y el que riega, aunque cada uno recibirá su salario de acuerdo a su trabajo.  9 De hecho nosotros somos colaboradores de Dios, pero ustedes, cultivo de Dios, edificación de Dios. 10 Por la gracia que Dios me ha concedido, yo, como hábil arquitecto, puse los cimientos, pero otro continúa la construcción. ¡Cada uno debe estar atento a cómo construye! 11 Porque nadie puede sustituir el cimiento ya puesto por Dios, y ese cimiento es Jesucristo. 12  Sobre ese cimiento se puede construir cono oro, plata, piedras preciosas, madera, hierba, paja. 13 Sin embargo, la obra de cada uno quedará patente cuando el día del Señor, que llegará con fuego, la saque a la luz. Entonces el fuego comprobará la calidad de la obra de cada uno: 14 si la obra que uno ha construido resiste, recibirá el salario; 15 si la obra de uno se quema, sufrirá el castigo, sin embargo, él se salvará como uno que apenas escapa de un incendio.  16 ¿Acaso no saben que son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? 17 Si alguien  destruye el templo de Dios, Dios mismo lo destruirá, porque el templo de  Dios, que son ustedes, es santo.    

Cimiento: Base y fundamento de un edificio. // Fig. Principio, origen o raíz de alguna cosa.  

Hechos 28:25 Al final los judíos se retiraron muy divididos. Pablo los despidió con estas palabras: “Es muy acertado lo que dice el Espíritu Santo cuando hablaba a sus padres por boca del profeta Isaías: 26 Ve al encuentro  de este pueblo y dile: por más que oigan no entenderán, y por más que miren no verán. 27 El corazón de este pueblo se ha endurecido. Se han tapado los oídos y cerrados los ojos; tienen miedo de ver  con sus ojos y de oír con sus oídos, pues entonces comprenderían y se convertirían, y yo los sanaría.

Convertir: el mal en bien.

GENTE INCAPAZ DE COMPRENDER- Isaías 56:10 ¡Esos cuidadores están todos ciegos, no saben nada! Son todos como perros mudos, que no pueden ladrar. Tendidos en sus lechos, no hacen más que dormir y soñar. 11 A pesar de que hacen de pastores, son perros hambrientos que no se llenan con nada. Son gente incapaz de comprender.  Cada uno sigue su propio camino, o busca su propio interés: 12 “¡Vengan! ¡Voy a ir a buscar vinos, o mejor, emborrachémonos con licor, pues mañana será como hoy o tal vez habrá mucho más!”

Hechos 11:18 Cuando oyeron esto se tranquilizaron y alabaron a Dios diciendo: “También a los que no son judíos les ha dado Dios la conversión que lleva a la vida.”

ENTENDEMOS HABITUALMENTE POR “CONVERTIRSE”, VOLVER A DIOS DESPUES DE HABERSE ALEJADO DE ÉL. PERO LA VERDADERA CONVERSIÓN ES LA QUE SE PRODUCE EN EL CORAZÓN, ES DECIR, EN LO MÁS PROFUNDO DEL HOMBRE Y QUE RENUEVA ENSEGUIDA LA MENTALIDAD Y LAS ACTITUDES. ESA CONVERSIÓN SOLO PUEDE VENIR DE DIOS: EL CONVIERTE A LAS PERSONAS AMÁNDOLAS, ATRAYÉNDOLAS Y DÁNDOLES EL ESPÍRITU.

JESÚS BAUTIZA CON ESPÍRITU SANTO-  Marcos 1: 8 Yo los he bautizado con agua, pero el los bautizará  en el Espíritu Santo.

CUANDO DESEAN OBEDECER A DIOS RECIBEN AYUDA - Hechos 5:32 Nosotros somos testigos de esto y lo es también el Espíritu Santo, que Dios ha dado a los que le obedecen.

Justo: arreglado según justicia y razón: sentencia justa que vive según la ley de dios: los justos alcanzarán misericordia.

ALEGRIA EN EL CIELO- Lucas 15:7 Yo les digo que de igual modo habrá mas alegría en el cielo por un solo pecador que vuelve a Dios que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de convertirse.

Mateo 18:12 ¿Qué pasará, según ustedes, si un hombre tiene cien ovejas y una de ellas se extravía? ¿No dejará las noventa y nueve en los cerros para ir a buscar la extraviada? 13 Y si logra encontrarla, yo les digo que ésta le dará más alegría que las noventa y nueve que no se extraviaron. 14 Pasa lo mismo donde el Padre de ustedes, el Padre del Cielo: allá no quieren que se pierda ni tan solo uno de estos pequeñitos.

Juan 6:39 Y la voluntad del que me ha enviado es que yo no pierda nada de lo que Él me ha dado, sino que lo resucite en el último día.

Romanos 12:21 “No te dejes vencer del mal o del deseo de venganza, mas procura vencer al mal con el bien o a fuerza de beneficios.”

TODA PLANTA QUE NO HAYA PLANTADO MI PADRE SERÁ ARRANCADA DE RAÍZ-  Mateo 15:13 Jesús respondió: “toda planta que no haya plantado mi Padre Celestial será arrancada de raíz. 14 ¡No les hagan caso! son ciegos que guían a otros ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en el hoyo.”

Proverbios 26:7 Así como en vano tiene un cojo hermosas piernas; así desdicen de la boca del necio las palabras sentenciosas.

EL ÁRBOL SE CONOCE POR SUS FRUTOS-  Mateo 7:15 Cuídense de los falsos profetas: se presentan ante ustedes con piel de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. 16 ustedes los conocerán por sus frutos. ¿Cosechan ustedes uvas de los espinos o higos de los cardos? 17 Lo mismo pasa con un árbol sano: da frutos buenos, mientras que el árbol malo produce frutos malos. 18 Un árbol bueno no puede dar frutos malos, como tampoco un árbol malo puede producir frutos buenos. 19 Todo árbol que no da buenos frutos  se corta y se echa al fuego. 20 Por lo tanto, ustedes los reconocerán por sus frutos.

Fruto: producción de la tierra que rinde alguna utilidad. La del ingenio o trabajo humano.

PROGRESEN EN LA SANTIDAD- Hebreos 12:14 Procuren estar en paz con todos y progresen en la santidad, pues sin ella nadie verá al Señor. 15 Cuídense, no sea que alguno de ustedes pierda la gracia de Dios y alguna raíz amarga produzca brotes, perjudicando a muchos. 16 Que no haya ningún inmoral, impío como Esaú, que por un guiso entregó sus derechos sagrados de hijo mayor.* 17 Ustedes saben que después, cuando quiso obtener la bendición, fue rechazado y no pudo cambiar la decisión, aunque lo pidió con lágrimas.*

*16  Y con ella la bendición de su padre, y las promesas de Dios.
*17  Puede traducirse: no hallando lugar  a penitencia: porque no se arrepintió sino movido del daño que sentía.

FRUTO DE MENTIRA- Oséas 10:12 Israel tirará del arado, Jacob rastrillará. Siembren, pues, según la justicia, y cosechen la bondad. Roturen para ustedes tierras sin cultivar, pues es tiempo de buscar a Yavé hasta que venga a traerles la justicia. 13 Pero ustedes han sembrado el mal, han cosechado la injustica y se han comido el fruto de la mentira. Ya que tú te sientes orgulloso de tus carros y de tu ejército numeroso, 14 reinará la confusión en tus ciudades y serán demolidas tus fortalezas, como pasó cuando Salmán atacó y destruyó a Betabel, y todo fue aplastado, la madre con sus hijos. 15 Así te voy a tratar, Israel, por todo el mal de tus acciones malas. El rey de Israel desaparecerá en la tormenta.

BROTE DE VIRTUDES  -2º Corintios 9:9 La escritura dice: repartió, dio a los que tenían hambre; sus obras buenas permanecen para siempre. 10  Si Dios proporciona  la semilla al que siembra y el pan que va a comer, les dará también a ustedes la semilla y la multiplicará. Y hará crecer los brotes de Sus Virtudes. 11 Sean ricos en todo, den con generosidad, y nosotros lo transformaremos en acciones de gracias a Dios.

Salmo 112:9 Es generoso en dar a los pobres, su honradez permanece para siempre, su cuerno aumenta en gloria.

AL QUE PRODUCE- Marcos 4: 24 Les dijo también: “Presten atención a lo que escuchan. La medida con que ustedes midan, se usará para medir lo que reciban, y se les dará mucho más todavía. 25 Sépanlo bien: al que produce se le dará más, y al que no produce se le quitará incluso lo que tiene.”

Producir: p.ext. Crear, elaborar [obras del entendimiento]. Dar, rendir [frutos} los terrenos, árboles, etc.

EL QUE SIEMBRA INJUSTICIA - Proverbios 22:8 Quien siembra injusticia cosechará la desgracia, el poder de los violentos se romperá.    

TRABAJAR CON DIOS Y PARA ÉL - 1° Corintios 3:7 De modo que el que planta  no es algo, ni tampoco el que riega, sino Dios que hace crecer. 8 El que planta y el que riega están en la misma situación, y Dios pagará a cada uno según su trabajo. 9 Nosotros trabajamos con Dios y para Él, y ustedes son el campo de Dios y la construcción de Dios. 10 Yo puse los cimientos como buen arquitecto, pues recibí este talento de Dios, y otro construye encima. Que cada uno sin embargo, se pregunte como construye encima. 11 Pues nadie puede cambiar la base; ya esta puesta, y es Cristo Jesús. 12 Sobre este cimiento se puede construir con oro, plata, piedras preciosas, madera, caña o paja. 13 Un día se verá el trabajo de cada uno. Se hará público en el día del juicio, cuando todo sea probado por el fuego. El fuego, pues, probará la obra de cada uno. 14 Si lo que has construido resiste al fuego, serás premiado. 15 Pero si la obra se convierte en cenizas, el obrero tendrá que pagar. Se salvará, pero como a través del fuego, 16 ¿no saben que son Templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? 17 Si alguno destruye el Templo de Dios, Dios lo destruirá a él. El Templo de Dios es sagrado, y ese templo son ustedes.

PARABOLA DE LOS TALENTOS- Mateo 25:14 Escuchen también esto. Un hombre estaba a punto de partir a tierras lejanas y reunió a sus servidores para confiarles todas sus pertenencias. 15 Al primero le dio cinco talentos de oro, a otro le dio dos, y al tercero solamente uno, a cada cual según su capacidad. Después se marchó. 16 El que recibió cinco talentos negoció enseguida con el dinero y ganó otros cinco. 17 El que recibió dos hizo otro tanto y ganó otros dos. 18 Pero el que recibió uno cavó un hoyo en la tierra y escondió el dinero de su patrón. 19 Después de mucho tiempo  vino el señor de esos servidores y les pidió cuentas. 20 El que había recibido cinco talentos le presentó otros cinco más, diciéndole: “Señor, tu me entregaste cinco talentos, pero aquí están otros cinco más que gané con ellos.”  21 El patrón le contestó: “Muy bien, servidor bueno y honrado; ya que has sido fiel en lo poco, yo te voy a confiar mucho más. Ven a compartir la alegría de tu patrón.” 22 Vino después el que recibió dos, y dijo: “Señor, tú me entregaste dos talentos, pero aquí tienes otros dos más que gané con ellos.” 23 El patrón le dijo, muy bien, servidor bueno y honrado; ya que has sido fiel en lo poco, yo te confiaré mucho más. Ven a compartir la alegría de tu patrón.” 24 Por último vino el que había recibido un solo talento y dijo: “Señor, yo sabía que eres un hombre exigente, que cosechas donde no has sembrado y recoges donde no has invertido. 25 Por eso yo tuve miedo y escondí en la tierra tu dinero. Aquí tienes lo que es tuyo.” 26 Pero el patrón le contestó: “¡Servidor malo y perezoso! Si sabías que cosecho donde no he sembrado y recojo donde no he invertido, 27 debías haber colocado mi dinero en el banco. A mi regreso yo lo habría recuperado con los intereses. 28 Quítenle pues, el talento, y entréguenselo al que tiene diez. 29 Porque al que produce se le dará y tendrá en abundancia, pero al que no produce se le quitará hasta lo que tiene. 30 Y a ese servidor inútil, échenlo en la oscuridad de afuera: allí será el llorar y el rechinar de dientes.”

Comentario: En tiempo de Jesús, el talento equivalía a unos 35 kilos de metal precioso. Pero en esta parábola Jesús se sirvió de los talentos para figurar las capacidades que Dios distribuye a cada uno, y se ha conservado el sentido nuevo de la palabra.

“Siervo bueno y fiel”: mejor sería traducir por “con quien se puede confiar”. No se ve ningún término de carácter religioso en esta parábola: Dios evalúa la manera o el cómo se han hecho multiplicar sus talentos, y el pecado consiste en haber guardado para sí lo que se había recibido. La Palabra de Dios, que se debió poner en práctica para realizar el gran designio de Dios sobre el mundo.

“Yo te voy a confiar mucho más”: Lo que construimos en la tierra no es lo definitivo, sino solo en andamio: muy distintas serán las riquezas que Dios distribuirá a los que vivirán en Él.

“Si sabías que cosecho donde no he sembrado”: Como en Lucas 18:1, Jesús reconoce nuestra desconfianza tenaz con respecto a Dios y nos toma la palabra. Muchas oportunidades se presentan de asumir riesgos y de emprender algo, y a menudo tenemos miedo de ofrecernos para ello: “No soy el más capaz”. ¿Y si los que son capaces no se han movido? Entonces: Quítenle el talento y dénselo a otro.

Talento: fig. Especial actitud intelectual, capacidad natural o adquirida para ciertas cosas. Hombre de gran talento.

Base: fundamento o apoyo en que descansa alguna cosa.

Carismas: dones otorgados por Dios para perfeccionar los talentos humanos, (inteligencia, palabra, etc.) que no deben ser utilizados para provecho personal sino para el bien espiritual de la iglesia.

1º Corintios 12: 1 Mas en orden a los dones espirituales no quiero, hermanos míos, que estén ignorantes.
8 Así el uno recibe del Espíritu Santo el don de hablar con profunda sabiduría: otro recibe del mismo Espíritu el don de hablar con mucha ciencia. 9 A este le da el mismo Espíritu una fe o confianza extraordinaria: al otro la gracia de curar enfermedades por el mismo Espíritu. 10 A quien el don de hacer milagros, a quien el don de la profecía, a quien discreción de espíritus, a quien el don de hablar varios idiomas, a quien el don de interpretar las palabras o razonamientos.
31 Ustedes, sin embargo entre esos dones, aspiren a los mejores. Yo voy pues a mostrarles un camino o don todavía mas excelente*. LEER 1º Corintios 13 “NADA HAY MAS PERFECTO QUE EL AMOR”

*31Y más ventajoso para llegar a Dios, y sin el cual nada aprovecharán los demás.

Dones del Espíritu: la revelación se halla en un texto de Isaías “Sobre él reposará el Espíritu de Yavé, espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de fuerza, espíritu de conocimiento y de temor a Yavé” Isaías 11:2.

DEBEMOS DECIR: SOMOS SERVIDORES INÚTILES - Lucas 17:10  Así también ustedes, cuando hayan hecho todo lo que les ha sido mandado, digan: “somos servidores no necesarios, hemos hecho lo que era nuestro deber.”

LA SEMILLA QUE CRECE POR SÍ SOLA- Marcos 4:26 Jesús dijo además: “Escuchen esta comparación del Reino de Dios. Un hombre esparce la semilla en la tierra, 27 y ya duerma o esté despierto, sea de noche o de día, la semilla brota y crece, sin que él sepa como. 28 La tierra da fruto por sí misma: primero la hierba, luego la espiga, y por último la espiga se llena de granos. 29 Y cuando el grano está maduro, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha.”

Cosecha: conjunto de frutos que se recogen de la tierra. fig. Conjunto de ciertas cosas no materiales: hacer cosecha  de virtudes, de vicios, ser una cosa de la cosecha de uno, ser de su propia invención.

LA HIGUERA QUE NO DA FRUTOS - Lucas 13:6 Jesús continuó con esta comparación: “Un hombre tenía una higuera que crecía en medio de su viña. Fue a buscar higos, pero no los halló. 7 Dijo entonces al viñador: “Mira, hace tres años que vengo a buscar higos a este higuera, pero nunca encuentro nada. Córtala. ¿Para qué está consumiendo la tierra inútilmente?” 8 El viñador contestó: “Señor, déjala un año más y mientras tanto cavaré alrededor y le echaré abono. 9 Puede ser que así de fruto en adelante y, si no, la cortas.”

MALDICIÓN DE LA HIGUERA- Mateo 21:18 Al regresar a la ciudad, muy de mañana, Jesús sintió hambre. 19 Divisando una higuera cerca del camino, se acercó, pero no encontró más que hojas. Entonces dijo a la higuera: “¡Nunca jamás volverás a dar fruto!”  Y al instante la higuera se secó. 20 Al ver esto, los discípulos se maravillaron: “¿Cómo pudo secarse la higuera, y tan rápido?” 21 Jesús les declaró: “En verdad les digo: si tienen tanta fe como para no vacilar, ustedes harán mucho más que secar una higuera. Ustedes dirán a ese cerro: 22 ¡Quítate de ahí y échate al mar!, y así sucederá. Todo lo que pidan en la oración, con tal que crean, lo recibirán.”

Comentario: La higuera es figura del pueblo de Dios que no dio (mejor, que da tan poco) los frutos que Dios esperaba.

LOS  TRABAJADORES DE LA VIÑA - Mateo 20: 6 Ya era la última hora del día, la undécima, cuando salió otra vez y vio a otros que estaban allí parados. Les preguntó: “¿Por qué se han quedado todo el día sin hacer nada?” 7 Contestaron ellos: “Porque nadie nos ha contratado.” Y les dijo. “Vayan también ustedes a trabajar a mi viña.”  8 Al anochecer, dijo el dueño de la viña a su mayordomo: “Llama a los trabajadores y págales su jornal, empezando por los últimos y terminando por los primeros.” 9 Vinieron los que habían ido a trabajar a última hora, cada uno recibió un denario (una moneda de plata). 10 Cuando llegó el turno a los primeros, pensaron que iban a recibir más, pero también recibieron cada uno un denario. 11 Por eso, mientras se les pagaba, protestaban contra el propietario. 12 Decían: “Éstos últimos apenas trabajaron una hora, y los consideras igual que a nosotros, que hemos aguantado  el día entero y soportado lo más pesado del calor.” 13 El dueño contestó a uno de ello: “Amigo, yo no he sido injusto contigo. ¿No acordamos en un denario al día? 14 Toma lo que te corresponde y márchate. Yo quiero dar al último lo mismo que a ti. 15 ¿No tengo derecho a llevar mis cosas de la manera que quiero?  ¿O será porque soy generoso y tú envidioso? 16 Así sucederá: los últimos serán primeros, y los primeros serán últimos.”

Comentario: Jesús quiso desconcertar y sacar de la mente la idea de que existan méritos que Dios debe premiar. A muchos les parecerá injusto que se de lo mismo a todos, sin tomar en cuenta sus obras y sus sacrificios; conviene, entonces mirar más de cerca la parábola. Jesús establece una comparación, no entre varios trabajadores, sino entre diversos grupos de trabajadores. Es esta una de las parábolas del Reino y cada grupo puede representar a un pueblo o a una clase social, y mientras unos recibieron la Palabra de Dios hace muchos siglos, otros recién están llegando a la fe.
A lo largo de la historia Dios llama a los diversos pueblos a trabajar en su viña. En primer lugar llamó a Abraham y le encargó, a él y a sus descendientes, su obra en el mundo. Más tarde, en tiempo de Moisés, mucha gente se juntó a su grupo para salir de Egipto, y lo mismo sucedió en los siglos siguientes. Los antiguos reivindican constantemente su derecho a ser tratados mejor que los demás, pero la viña no les ha sido encargada en forma exclusiva.
Uno de los mayores obstáculos a la revolución de Jesús es el espíritu de propiedad que se encuentra en todos los grupos, incluidos los religiosos. Los que son herederos de varias generaciones cristianas se creen con derechos y no aceptan que los nuevos cambien las reglas del juego. Y eso no es solo de hoy día, basta con ver Hechos 22:22, la furia de la muchedumbre cuando Pablo habla de ir a los pueblos paganos.

LOS VIÑADORES ASESINOS - Mateo 21:33 Escuchen este otro ejemplo: había un propietario que plantó una viña. La rodeó con una cerca, cavó en ella un lagar y levantó una torre para vigilarla. Después la alquiló a unos labradores y se marchó a un país lejano. 34 Cuando llegó el tiempo de la vendimia, el dueño mandó a sus servidores que fueran donde aquellos labradores y cobraran su parte de la cosecha. 35 Pero los labradores tomaron a los enviados, apalearon a uno, mataron a otro y a otro lo apedrearon. 36 El propietario volvió a enviar a otros servidores más numerosos que la primera vez, pero los trataron de la misma manera. 37 Por último  envió  a su hijo,  pensando: “A mi hijo lo respetarán”. 38 Pero los trabajadores al ver al hijo, se dijeron: ese es el heredero. Lo mataremos así nos quedamos con la herencia” 39 Lo tomaron, pues, lo echaron fuera de la viña y lo mataron. 40 Ahora bien, cuando venga el dueño de la viña, ¿qué hará con esos labradores?” 41 Le contestaron: “Hará morir sin compasión a esa gente tan mala y arrendará la viña a otros labradores que le paguen a su debido tiempo.” 42 Jesús agregó: “¿No han leído cierta escritura? Dice así: la piedra que los constructores desecharon llegó a ser la piedra angular; ésa fue la obra del Señor y nos dejó maravillados. 43 Ahora yo les digo: a ustedes se les quitará el Reino de los Cielos, y será entregado a un pueblo que le hará producir sus frutos.”(44)   45 Al oír estos ejemplos, los jefes de los sacerdotes y los fariseos comprendieron que Jesús se refería a ellos. 46 Hubieran deseado arrestarlo, pero tuvieron miedo del pueblo, que lo consideraba como un profeta.

OTROS HAN TRABAJADO Y SUFRIDO - Juan 4:37 Aquí vale el dicho: uno es el que siembra y otro el que cosecha. 38 Yo los he enviado a ustedes a cosechar donde otros han trabajado y sufrido. Otros se han fatigado y ustedes se han aprovechado de su trabajo.

EL CÁNTICO DE LA VIÑA - Isaías 5:1 Déjenme cantar, en nombre de mi amigo, la canción de mi amigo por su viña. Una viña tenía mi amigo en una loma fértil. 2 La cavó quitando las piedras y plantó cepas escogidas. En medio de ella construyó una torre y también cavó un lagar. El esperaba que produjera uvas. Pero sólo le dio racimos amargos. 3 Acérquense, habitantes de Jerusalén, y hombres de Judá: juzguen ahora entre mi viña y yo. 4 ¿Qué otra cosa pude hacer a mi viña que no se lo hice? ¿Por qué, esperando que diera uvas, sólo ha dado racimos amargos?  5 Déjenme que les diga lo que voy a hacer con mi viña: le quitaré la cerca, para que la puedan saquear; se convertirá en maleza para el fuego;  6 derribaré el muro, y será pisoteada. Ya no la cuidaré en adelante, no se podará ni se limpiará más. Sino que crecerá en ella la zarza y el espino, y les mandaré a las nubes que no dejen caer más lluvia sobre ella.  La viña de Yavé Sabaot es el pueblo de Israel, y los hombres de Judá su cepa escogida. El esperaba rectitud, y va creciendo el mal; esperaba justicia, y sólo se oye el grito de los oprimidos

Isaías 32:13 Ahora espinas y zarzamora cubren los terrenos de mi pueblo y las casas de vida alegre de la ciudad feliz. 14 El palacio está abandonado, la ciudad bulliciosa está solitaria; el ofel y la torre de guardia han sido convertidos en ruinas para siempre; serán, en adelante, unos lugares donde gocen los burros salvajes o donde pasten los rebaños.

Jeremías 2:21 Yo te había plantado como una parra fina. ¿Cómo has pasado a ser para mí viña degenerada? 22 Aunque te laves, te limpies y te riegues y te restriegues, ante mí no  desaparecerá la mancha de tus faltas, palabra de Yavé.  23 Todavía te atreves a decir: “No estoy manchada, no he ido tras los baales.” “Mira en el valle las huellas de tus pasos, y reconoce lo que has hecho camella fácil, que va coqueteando por los caminos; 24 burra salvaje suelta en el desierto, que en el ardor de su pasión olfatea el viento. ¿Quién calmará su celo? 25 El que la busca sabe dónde encontrarla. Pero tú dices: “¡No, déjame, a mi me gustan los extranjeros y tras ellos quiero ir!”

Salmo 80 (79):9 Tenías una viña que arrancaste de Egipto, para plantarla, expulsaste naciones. 10 Delante de ella despejaste el terreno, echó raíces y repletó el país. 11 De su sombra se cubrieron las montañas y de sus pámpanos, los cedros divinos. 12 Extendía sus sarmientos hasta el mar y sus brotes llegaban hasta el río. 13 ¿Por qué has destrozado sus cercos? Cualquier transeúnte saca racimos, 14 el jabalí de los bosques la devasta y los animales salvajes la devoran. 15 ¡Oh Dios Sabaot, es hora de que regreses, mira de lo alto del cielo y contempla, visita esta viña, 16 protégela, ya que tu derecha la plantó!

JACOB BENDICE A SUS HIJOS Y MUERE-  Génesis 49:11 El mesías o enviado ligará a la viña su pollino, y a la cepa ¡oh hijo mío! su asna*. Lavará en vino su vestido*, y en la sangre de las uvas su manto*.   

*11 Del enviado pues, el Mesías, dice Jacob en espíritu profético, que atará con el vínculo de la fe al pueblo gentil o a su iglesia llamada con el nombre de viña; y al pueblo judaico acostumbrado ya al yugo de la ley, lo atará a su vid, es decir, a su propia persona, que es la vid verdadera. Juan 15:1.
*11 Significa este vino la copa de sangre derramada por Cristo para redimirnos.
*11 Véase “lavar”.

VIENE TU REY MONTADO EN SU BURRITO -   Zacarías 9:9 Salta, llena de gozo, oh hija de Sión, lanza gritos de alegría, hija de Jerusalén, pues tu rey viene a hacia  ti; él es santo y victorioso, humilde, y va montado sobre un burro, sobre el hijo pequeño de una burra. 10 Destruirá los carros de Efraín y los caballos de Jerusalén. Entonces se podrá romper el arco con flechas, pues el dictará la paz a las naciones. Extenderá su dominio de un mar al otro mar, y desde el Éufrates hasta el fin del mundo.

Apocalipsis 7:13 Uno de los ancianos tomó la palabra y me dijo: “Esos que están vestidos con vestiduras blancas, ¿quiénes son y de donde vienen?” 14 Yo contesté: “Señor, tú lo sabes.” El anciano me replicó: “Esos son los que vienen de la gran persecución; han lavado y blanqueado sus vestiduras con la sangre del Cordero. 15 Por eso están ante el Trono de Dios y le sirven día y noche en su templo; El que está sentado en el Trono extenderá Su tienda sobre ellos; 16 ya no sufrirán más hambre ni sed ni se verán agobiados por el sol ni por viento abrasador alguno, 17 porque el Cordero que está junto al Trono será su Pastor y los guiará a los manantiales de agua de la vida; y Dios enjugará las lágrimas de los ojos.”

JESÚS, PASTOR QUE DA SU VIDA

EL QUE ENTRA POR LA PUERTA ES EL PASTOR DE LAS OVEJAS

YO SOY EL BUEN PASTOR - Juan 10:1 “Les aseguro que el que no entra por la puerta al corral de las ovejas, sino que sube por otro lado, es un ladrón y bandido. 2 El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. 3 A este, el portero le abre, las ovejas escuchan su voz, él llama a sus ovejas por el nombre y las saca  fuera. 4 Cuando ha sacado a todas las suyas, camina delante de ellas y las ovejas le siguen,  porque conocen su voz. 5 Pero a un extraño nunca lo seguirán, sino que huyen de él, porque no reconocen su voz.” 6 Jesús les dijo esta parábola, pero ellos no entendieron lo que les quería decir.  

Comentario: Esta “parábola” (10:6) presenta los temas que seguirán: el “pastor” de las ovejas, las “ovejas” del pastor y la “relación” entre ambos. La enseñanza se inicia con la alusión de un enigmático pastor (que se identificará con Jesús) que entra por la puerta del corral (10:2), posible alusión al atrio del Templo, y con un portero que lo reconoce y le abre para que entre (10:3), posible alusión a Dios, dueño de su rebaño Israel (Salmo 23:1). Un buen pastor actuará con la autorización y en representación del Portero, entrando y saliendo del rebaño por la puerta autorizada (Jeremías 23:1-8; Ezequiel 34). A diferencia de este, los ladrones y salteadores, sin permiso del Portero, entran al corral de las ovejas por cualquier parte, y lo hacen para robar y alimentarse de ellas. Estos se ocultan del Portero, quien no los autoriza a entrar por su ilícito proceder (Jeremías 23:1-2; Ezequiel 34:1-6; Miqueas 3:1-4). Los buenos pastores  de ayer y siempre actúan con la autorización y en representación del Portero (Dios), y entran y salen del rebaño por la Puerta dispuesta por Dios y autorizada por él (Jesús; Jeremías 23:3-4; Ezequiel 34:11-16). 

YO SOY LA VID PRODUZCAN FRUTOS EN MÍ- Juan 15:1 “Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el labrador. 2 Toda planta que no da fruto en mí la corta. Y todo sarmiento que da fruto lo limpia para que dé más fruto. 3 Ustedes ya están limpios gracias a la palabra que les he anunciado. 4 Pero permanezcan en mí como yo permanezco en ustedes. Un sarmiento no puede producir fruto por sí mismo  si no permanece unido a la vid, tampoco ustedes pueden producir fruto si no permanecen en mí. 5 Yo soy la vid y ustedes los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, pero sin mí no pueden hacer nada. 6 Al que no permanece en mí lo tiran y se seca; como a los sarmientos que los amontonan, se echan al fuego y se queman. 7 Mientras ustedes permanezcan en mí y mis palabras permanezcan en ustedes, pidan lo que quieran y lo conseguirán. 8 Mi Padre es glorificado cuando ustedes producen abundantes frutos: entonces pasan a ser discípulos míos. 9 Como el Padre me amó, así también los he amado yo: permanezcan en mi amor. 10 Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11 Les he dicho todas estas cosas para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea completa. 12 Este es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los he amado. 13 No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos, 14 y son ustedes mis amigos si cumplen lo que les mando. 15 Ya no les llamo servidores, porque un servidor no sabe lo que hace su patrón. Los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que aprendí de mi Padre. 16 Ustedes no me eligieron a mí; he sido yo quien los eligió a ustedes y los preparé para que vayan y den fruto, y ese fruto permanezca. Así es como el Padre les concederá todo lo que le pidan en mi nombre.

PARÁBOLA DE LAS DIEZ JÓVENES- Mateo 25: 1 Escuchen, pues, lo que pasará entonces en el Reino de los Cielos. Diez jóvenes salieron con sus lámparas para ir al encuentro del novio.* 2 Cinco de ellas  eran descuidadas y las otras cinco precavidas. 3 Las descuidadas tomaron sus lámparas como estaban, sin llevar más aceite consigo. 4 Las precavidas, en cambio, junto con las lámparas, llevaron sus botellas de aceite. 5 Como el novio se demoraba en llegar, se adormecieron todas y al fin se quedaron dormidas*. 6 A medianoche se oyó un grito: “¡Viene el novio, salgan a su encuentro!”  7 Todas las jóvenes se despertaron y prepararon sus lámparas. 8 Entonces las descuidadas dijeron a las precavidas: “Dennos un poco de su aceite, porque nuestras lámparas se están apagando.” 9 Las precavidas dijeron: “No habría bastante para ustedes y para nosotras; vayan mejor a donde la venden, y compren para ustedes.” 10 Mientras fueron a comprar el aceite llegó el novio; las que estaban listas entraron con el a la fiesta de las bodas, y se cerró la puerta. 11 Más tarde llegaron las otras jóvenes y llamaron: “Señor, Señor, ábrenos.” 12 Pero él respondió: “En verdad les digo no las conozco.” 13 Por tanto, estén despiertos, porque no saben el día ni la hora.

*1 Las invitaciones a estar vigilantes: la parábola de las “diez vírgenes”, como dice el texto griego, es la parábola más bella sobre fidelidad. Las diez, según la costumbre, esperaban de noche al novio para llevarlo a la casa de la novia. Estas pocas palabras nos sitúan en un mundo tanto alegre como tenso, en espera. Jesús se dirige a los creyentes de todos los tiempos para quienes uno u otro día, la fidelidad se hace pesada. A los que escoge, Dios les pide fidelidad y perseverancia, ambas cosas muy escasas en este mundo.

*5 Se quedaron dormidas: cuando se pone el solo todo es oscuro y no se puede hacer nada (Juan 9:4). Lo que se espera de ellas no es trabajo, sino fidelidad del corazón (Cantares 5:2)

Descuidadas: omiso, negligente, desalineado, desprevenido.

Prevenido/da: apercibido, dispuesto para una cosa, próvido, advertido cuidadoso

Precavido/da: que evita o sabe precaver los riesgos.

Juan 9:4 Mientras es de día tenemos que hacer la obra del que me ha enviado; porque vendrá la noche, cuando nadie pueda trabajar.

Cantar de los Cantares 5:2 Yo dormía, pero mi corazón estaba despierto*. Oí la voz de mi amado que me llamaba: “¡Ábreme, hermana mía, compañera mía, paloma mía, preciosa mía; que mi cabeza está cubierta de rocío y mis cabellos, de la humedad de la noche!”
4 Mi amado metió la mano en la cerradura; ¡Cómo se me estremeció el corazón!
6 Abrí a mi amado, pero mi amado ya se había ido. ¡Se me fue el alma tras de él! Lo busqué y no lo hallé, lo llamé, y no me respondió.

Comentario: Experiencia de nuestra pesadez: ¿Cuántas veces Dios pasará sin que lo reconozcamos? Llego como ladrón, cuando menos lo esperes (Apocalipsis 3:3)

*2 No era el sueño de los que nada esperan; pero, si “el espíritu está despierto”, la carne es débil.  El llega con todas las bendiciones (ese es el sentido del rocío), pero se ha dejado pasar la ocasión. Lo sabrá uno cuando sea demasiado tarde; no abrió inmediatamente porque en realidad tenía miedo a lo desconocido.

Lucas 13:24 Jesús respondió: “Esfuércense por entrar por la puerta angosta, porque yo les digo que muchos tratarán de entrar y no lo lograrán. 25 Si a ustedes les ha tocado estar fuera cuando el dueño  de la casa se levante y cierre la puerta, entonces se pondrán a golpearla y a gritar: ¡Señor, ábrenos! Pero él les contestará: No se de donde son ustedes. 26 Entonces comenzarán a decir: nosotros hemos comido y bebido contigo, tú has enseñado en nuestras plazas. 27 Pero él les dirá de nuevo: ¡Aléjense de mí todos los malhechores!”

Puerta angosta: todo se junta para que no desarrollemos plenamente lo que Dios ha depositado en nosotros.
Se da el contraste entre convertirse (la puerta) y perseverar (el camino), entre la conversión grande o pequeña que abre el camino, y la capacidad que se tendrá de dar siempre la mejor respuesta cuando se presente un llamado.

EL JUICIO FINAL - Mateo 25: 31 Cuando venga pues el hijo del hombre con toda su majestad, y acompañado de todos los ángeles, ha de sentarse entonces en el Trono de su Gloria, 32 y hará comparecer delante de el a todas las naciones*, y separará a los unos de los otros, como el pastor separa a las ovejas de los cabritos. 33 Poniendo las ovejas a la derecha y los cabritos a la izquierda. 34 Entonces el rey dirá a los que estarán a su derecha: venid benditos de mi Padre a tomar posesión del Reino Celestial que les está preparado desde el principio del mundo. 35 Porque yo tuve  hambre, y me dieron de comer, tuve sed y me dieron de beber, era peregrino y me hospedaron. 36 Estando desnudo me cubrieron, enfermo y me visitaron, encarcelado, y vinieron a verme y consolarme. 37 A lo cual los justos le responderán diciendo: Señor, ¿Cuando te vimos nosotros hambriento, y te dimos de comer, sediento y te dimos de beber? 38 ¿Cuando te hallamos de peregrino y te hospedamos, desnudo y te vestimos? 39 O ¿Cuando te vimos enfermo en la cárcel y fuimos a visitarte? 40 Y el rey en respuesta dirá: en verdad les digo, siempre que lo hicieron con alguno de estos mis más pequeños hermanos*, conmigo lo hicieron. 41 Al mismo tiempo dirá a los que estarán en la izquierda: apártense de mi, malditos, vayan al fuego eterno que fue destinado para el diablo y sus ángeles o ministros. 42 Porque tuve hambre, y no me dieron de comer, sed y no me dieron de beber, 43 era peregrino, y no me recogieron, desnudo y no me vistieron, enfermo y encarcelado, y no me visitaron; 44 a lo que replicaron también los malos: ¡Señor! ¿Cuando te vimos hambriento,  enfermo,  o encarcelado, y dejamos de visitarte? 45 Entonces les responderá: les digo en verdad que siempre que dejaron de hacerlo con alguno de estos mis pequeños hermanos, dejaron de hacerlo conmigo. 46 Y en consecuencia irán estos al eterno suplicio, y los justos a la vida eterna.

*32 El juicio es a la vez individual y colectivo. Los actos individuales que se citan a continuación, han construido la historia. El plan de Dios se realiza a través de los innumerables gestos fraternos sin los cuales no habría hombres ni civilización.

*40 Estos mis hermanos: Jesús habla del prójimo, bien sea amigo o enemigo

LOS CRISTIANOS NO SERÍAN FIELES A SU MISIÓN SI SOLO SE LIMITASEN A HABLAR DE AYUDA, HOSPEDAJES O DE ALIMENTOS Y SE OLVIDASEN DE LO QUE ES VIDA PARA LA HUMANIDAD: LA PALABRA DE DIOS, EL CONOCIMIENTO DE SU AMOR Y VERDAD.

¿QUIÉN ES MI PRÓJIMO? - Lucas 10:25 Un maestro de la Ley se levantó y le preguntó a Jesús para ponerlo a prueba: “Maestro ¿qué debo hacer  para heredar la vida eterna?” 26 Jesús le preguntó a su vez: “¿Qué está escrito en la Ley?, ¿qué lees en ella?” 27 Él le respondió: “Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todas tus fuerzas y con toda tu mente, y al prójimo como a ti mismo.” 28 Entonces Jesús le dijo: “Has respondido bien, pero ahora practícalo y vivirás.” 29 El maestro de la Ley, queriendo justificarse, le volvió a preguntar: “¿Quién es mi prójimo?” 30 Jesús tomó la palabra y dijo: “Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de unos ladrones, quienes, después de despojarlo de todo y herirlo, se fueron dejándolo por muerto. 31 Por casualidad un sacerdote bajaba por el mismo camino, lo vio, dio un rodeo y pasó de largo. 32 Igual hizo un levita, que llegó al mismo lugar, dio un rodeo y pasó de largo. 33 En cambio, un samaritano, que iba de viaje, llegó a donde estaba el hombre herido y, al verlo, se conmovió profundamente, 34 se acercó y le vendó las heridas, curándolas con aceite y vino. Después lo cargó sobre su propia cabalgadura, lo llevó a un albergue y se quedó cuidándolo. 35 A la mañana siguiente le dio al dueño del albergue dos monedas de plata y le dijo: “Cuídalo, y si gasta de más, te lo pagaré a mi regreso.” 36 ¿Cuál de estos tres  te parece que se comportó como prójimo del hombre que cayó en manos de los ladrones?”  37 El maestro de la Ley respondió: “El que lo trató con misericordia.” Entonces Jesús le dijo: “Tienes que ir y hacer lo mismo.”  

Comentario: El maestro de la Ley que interroga a Jesús sabe que en los dos mandamientos del amor a Dios y al prójimo se resume toda la Ley o Torá, y que el cumplimiento de ambos mandamientos otorga la vida eterna. Pero tiene una inquietud con el significado del término “prójimo”. El Antiguo Testamento enseña que el prójimo es el israelita, diferente del extranjero, que vive en otras naciones, y también es el forastero o extranjero que ha ido a vivir al territorio de Israel. Jesús le responde al maestro con una hermosa parábola en la que da un nuevo sentido al término “prójimo”: ante cualquier persona de cualquier origen que se encuentre en necesidad, prójimo es quien se acerca a él para ofrecerle ayuda. Es decir, comportarse como “prójimo (Lucas 10:36) es todo lo contrario a lo que hacen el sacerdote y el levita, que, por venir del Templo de Jerusalén y para no hacerse impuros (Números 19:11), se alejan del hombre herido que estaba medio muerto. El prójimo no es el que se acerca a mí a pedirme algún servicio, sino aquel al cual yo descubro necesitado y a quien acompaño para cuidar su vida y devolverle su dignidad, aunque pierda tiempo, bienes, honor, estima…

Ezequiel 34:17 Y a ustedes, mis ovejas, esto dice Yavé: juzgaré entre ovejas y ovejas, entre chivos y carneros. 18 ¿Así que no les basta con pastar en un buen potrero? ¿Por que han pisoteado el resto del pasto? Si toman agua clara, ¿por que han enturbiado el resto con sus pies? 19 ¿Acaso mis ovejas tienen que ramonear lo que ustedes pisotearon y tomar lo que enturbiaron los pues de ustedes?

Ramonear: pacer los animales las hojas y las puntas de las ramas de los árboles.

CADA UNO DARÁ CUENTA A DIOS- Romanos 14:12 Quede bien claro que cada uno de nosotros dará cuenta a Dios de sí mismo.

SEGÚN EL BIEN QUE HAYA HECHO - Efesios 6:6 No se fijen si son vigilados o si ganarán consideración, pues ustedes son siervos de Cristo que hacen con gusto la voluntad de Dios. 7 Hagan su trabajo con empeño, por el Señor y no por los hombres, 8 sabiendo que el Señor retribuirá a cada uno según el bien que haya hecho, sea siervo o sea libre.

Hebreos 4:15 Pues no es tal nuestro pontífice, que sea incapaz de compadecerse de nuestras miserias: habiendo voluntariamente experimentado todas las tentaciones y debilidades, a excepción del pecado, por razón de la semejanza con nosotros en el ser de hombre.

JESUS ES EL ABOGADO- 1º Juan 2:1 Hijitos míos, les he escrito esto para que no pequen; pero si uno peca, tenemos un defensor ante el Padre, a Jesucristo justo y santo.   

 Paráclito: vocablo griego que significa intercesor, consolador, abogado. Durante la Última Cena Jesucristo empleó esta palabra para definir las funciones y virtudes del Espíritu Santo (Juan 14:15/16).

Juan 14:15 Si ustedes me aman, guardarán mis mandamientos, 16  y yo rogaré al Padre y les dará otro Protector  que permanecerá siempre con ustedes.                       

1º Juan 1:9 Pero si confesamos nuestros pecados, él, que es fiel y justo, nos perdonará nuestros pecados y nos limpiará de toda maldad. 10 Si dijéremos que no hemos pecado, sería como decir que él miente, y su palabra no estaría en nosotros.

Juan 5:28 No se asombren de esto; llega la hora en que todos los que estén en los sepulcros oirán mi voz. 29 Los que obraron el bien resucitarán para la vida pero los que obraron el mal irán a la condenación.

Juicio final, universal: que se celebrará tras la resurrección de todos los hombres. En él, Dios recompensará a cada uno según sus obras. El día y la hora no se conocen, pero el juicio fue anunciado por Jesucristo y es citado a menudo por distintos apóstoles.

COSECHARAS TU SIEMBRA- Gálatas 6:7 No se engañen, nadie se burla de Dios: al final cada uno cosechará lo que ha sembrado. 8 El que siembra en su carne, de la carne cosechará corrupción. El que siembra en el espíritu, cosechará del Espíritu la vida eterna. 9 Así, pues, hagamos el bien sin desanimarnos, que a su debido tiempo cosecharemos si somos constantes.

FRUTOS DEL ESPÍRITU SANTO -  Gálatas 5:22 En cambio, el fruto del Espíritu es caridad, alegría, paz, comprensión de los demás, generosidad, bondad, fidelidad, 23 mansedumbre y dominio de si mismo. Estas son cosas que no condena ninguna ley. 24 Los que pertenecen a Cristo han crucificado la carne con sus impulsos y deseos. 25 Si ahora vivimos según el espíritu, dejémonos guiar por el Espíritu; 26 depongamos de toda vanagloria, dejemos de querer ser más que los demás y de ser celosos.

 BUSQUEN LAS COSAS DE ARRIBA- Colosenses 3:1 Si han sido resucitados con Cristo, busquen las cosas de arriba, donde Cristo está sentado a la derecha de Dios. 2 Preocúpense por las cosas de arriba, no por las de la tierra. 3 Pues han muerto*, y su vida está ahora escondida con Cristo en Dios.
Por tanto, hagan morir en ustedes los que es “terrenal”, es decir, libertinaje, impureza, pasión desordenada, malos deseos y el amor al dinero, que es una manera de servir a los ídolos. 6 Tales cosas atraen los castigos de Dios. 7 Ustedes siguieron un tiempo ese camino, y su vida era así. 8 Pues bien, ahora rechacen todo eso: enojo, arrebatos, malas intenciones, ofensas y todas las palabras malas que se pueden decir.

*3 Muertos al pecado o “han crucificado la carne con sus impulsos y deseos.” (Gálatas 5:24).

GUERRA AL ALMA- 1º Pedro 2:11 Amados hermanos, por ser aquí extranjeros y gente de paso, les ruego que se abstengan de los deseos carnales que hacen la guerra al alma. 12 Lleven una vida ejemplar en medio de los que no conocen a Dios; de este modo, esos mismos que los calumnian y los tratan de malhechores notarán sus buenas obras y darán gloria a Dios el día de su visita.

15 LA VOLUNTAD DE DIOS RESPECTO DE USTEDES ES QUE, OBRANDO EL BIEN, ACALLEN LA IGNORANCIA DE LOS IMBÉCILES.

Filipenses 2:3 No hagan nada por rivalidad o vanagloria. Que cada uno tenga la humildad de creer que los otros son mejores que él mismo. 4 No busque nadie sus propios intereses, sino más bien preocúpese cada uno por los demás. 5 Tengan unos con otros los mismos sentimientos que estuvieron en Cristo Jesús*.

*5 Siendo rico se hizo pobre, siendo el primero se hizo el último, siendo el Señor se hizo servidor. El Señor quiso identificarse con los más humildes, los más afligidos y los más menospreciados.

1º Juan 4:17 Cuando el amor alcanza en nosotros su perfección, miramos con confianza al día del juicio, porque ya somos en este mundo como es Él.

Salmo 126:5 Los que siembran entre lágrimas cosecharán en gritos de alegría. 6 Se van, se van llorando los que siembran la semilla, pero regresarán cantando trayendo sus gavillas

EXTERMINAR -Apocalipsis 14:16 Y el, que estaba sentado en la nube lanzó su hoz a la tierra, y la tierra fue segada. 17 Entonces un ángel, que también llevaba una hoz afilada, salió del santuario celeste. 18 Otro ángel, el que estaba encargado del fuego, salió del altar y gritó al que llevaba la hoz afilada: “Mete tu hoz afilada y cosecha los racimos de la viña de la tierra, porque ya están bien maduros.” 19 Entonces el ángel metió la hoz he hizo la vendimia, echando todos los racimos de uva en un gran lagar de la cólera de Dios. 20 Las uvas fueron exprimidas fuera de la ciudad, y del lagar brotó tanta sangre que llegó hasta la altura de los frenos de los caballos, en una extensión de mil seiscientos estadios.

Vendimiar: metafóricamente significa asolar, devastar.

ESPEREN LA VENIDA DEL SEÑOR - Santiago 5:7 Tengan paciencia, hermanos, hasta la venida del Señor. Miren como el sembrador cosecha los preciosos productos de la tierra, que ha guardado desde las primeras lluvias hasta las tardías. 8 Sean también ustedes pacientes y no se desanimen, porque la venida del Señor está cerca.

Apocalipsis 22:12 Yo voy a llegar pronto, y llevo conmigo el salario para dar a cada uno conforme a su trabajo. 13 Yo Soy el alfa y la omega, el primero y el último, el principio y el fin. 14 Felices los que lavan sus ropas*, porque así tendrán acceso al árbol de la vida y se les abrirán las puertas de la ciudad. 15 Fuera los perros, los hechiceros, los impuros, los asesinos, los idólatras y todos lo que aman y practican la mentira.

*14 Lavar Vestidos: significa redimidos. Ver Génesis 49:11

TODOS LO VERÁN VENIR - Hechos 1:11 Que les  dijeron: “Amigos galileos, ¿qué hacen ahí mirando al cielo? Este Jesús que les ha sido quitado volverá de la misma manera que ustedes lo han visto ir al cielo.”

Juan 3:17 Dios no envió al Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que se salve el mundo gracias a él. 18 Para quien cree en él no hay juicio. En cambio, el que no cree ya se ha condenado, por el hecho de no creer en el Nombre del Hijo único de Dios.  

Ezequiel 18:4 Porque toda alma es mía, tanto el alma del padre como la del hijo, las dos son mías. El alma que peque, ésa morirá.  

Justificación: Proceso mediante el cual el alma se regenera por la gracia. Esto constituye un don gratuito de Dios al alma; y no puede conseguirse mediante esfuerzos del hombre o por cumplimiento de la Ley Mosaica. Justificada el alma, el hombre está en condiciones de aumentar su gracia y santidad a través de buenas obras.  

Oseas 2:25  Yo sembraré para mí en el país, tendré compasión de No Amada y diré a No mi Pueblo: “Tú eres mi pueblo”; y él me contestará: “Tú eres mi Dios.”  

1º Pedro 2:10 Ustedes antes no eran mi pueblo, pero ahora son pueblo de Dios, no habían alcanzado su misericordia, más ahora les ha sido concedida su misericordia.  

Atributo: propiedad de un ser. Perfección propia de Dios. (Trece atributos de misericordia posee Dios).  

Misericordia: virtud que nos inclina a ser compasivos y clementes. Atributo de Dios en virtud del cual, sin sentir tristeza o compasión por los pecados y miserias de sus criaturas los perdona y remedia.  

Hebreos 9:27 Así como los hombres mueren una sola vez, y después viene para ellos el juicio; 28 de la misma manera Cristo se sacrificó una sola vez para quitar los pecados de una multitud. La segunda vez se manifestará a todos aquellos que lo esperan como a su salvador, pero ya no será por causa del pecado.  

RESUCITADO YA NO MUERE MÁS - Romanos 6:9 Sabemos que Cristo, una vez resucitado de entre los muertos, ya no muere más; desde ahora la muerte no tiene poder sobre él. 10 Así, pues, si hay una muerte para el pecado que es para siempre, también hay un vivir que es vivir para Dios. 11 Así también ustedes deben considerarse a sí mismos muertos para el pecado y vivos para Dios en Cristo Jesús.  

Vocación: La llamada que Dios hace a una particular alma. En la Biblia se dice que todos los cristianos han sido llamados.  

Predestinación: Predestinar es dirigir o destinar una cosa a un cierto y determinado fin antes que ella exista; y así la acción  con que Dios destina al hombre a la gloria eterna. 

EL SEÑOR VENDRÁ COMO JUEZ JUSTO - 2º Tesalonicenses 1:6 Puesto que Dios es justo, retribuirá con sufrimiento a los que ocasionan sufrimiento; 7 y ustedes, los que sufren, descansarán con nosotros cuando Jesús, el Señor, se manifieste desde el cielo con sus poderosos ángeles; 8 cuando aparezca entre llamas de fuego y pida cuentas a los que no quieren conocer a Dios ni obedecer el Evangelio de Jesús, nuestro Señor. 9 Éstos sufrirán el castigo de una perdición eterna, lejos de la presencia del Señor y de su glorioso poder, 10 cuando venga en aquel día y se manifieste lleno de gloria a los suyos y de esplendor a todos los que han creído en él; porque ustedes han creído nuestro anuncio. 11 Por eso oramos sin cesar por ustedes, para que nuestro Dios los haga dignos de su llamada y con su poder lleve a término todo buen propósito o acción inspirada por la fe.  

Juez supremo: Dios.  

Juez: persona que tiene autoridad para juzgar y sentenciar, y es responsable de la aplicación de las leyes.    

 SIEMBRA tu fe para sostener y apoyar a los que vacilan.

SIEMBRA tu abnegación, no la reserves entera para ti.

SIEMBRA tu confianza, el Señor está contigo.

SIEMBRA tu sonrisa, la sonrisa hace el bien.

SIEMBRA tu dulzura, y conquistarás las almas.

SIEMBRA tu simpatía, fruto de la bondad y de la benevolencia.

SIEMBRA incluso con lágrimas, para que recojan con alegría.

SIEMBRA tu amistad en los que la necesiten.

SIEMBRA tu gozo haciendo felices a los demás.

SIEMBRA tu entusiasmo sin prematuros cansancios.

SIEMBRA y saborea a solas tus sacrificios.

SIEMBRA tu vida, gastándola al servicio del prójimo,

cumpliendo tú deber   en el lugar donde Dios te coloque.

Y ELEVA A LAS ALMAS QUE SE ACERQUEN A LA TUYA.  

Salmo 126 (125):5 Los que siembran entre lágrimas cosecharán entre gritos de alegría. 6 Se van, se van llorando los que siembran la semilla, pero regresarán cantando trayendo sus gavillas.