Lo que debe hacer todo buen niño

Para ser fuerte y sano- He de masticar lento,
Y por la nariz sólo- Daré paso al aliento.
Echaré atrás los hombros, - Rectos cabeza y pecho,
Y abriré las ventanas- Mientras duerma en mi lecho.
Todo he de enjabonarme, - Lavarme enteramente;
Luego, frotarme tanto- Que la piel sienta ardiente.
No debo estar ocioso- Ni vagar aburrido.
Ni intentar distraerme- Con gritar y hacer ruido.
Jugar con mis amigos- Será lo más discreto.
Leer amenos libros, - No hojearlos inquieto.
Comenzar una cosa- Con idea segura,
Saber que todo juego- Cansa si mucho dura.
Amar las cosas bellas,- Obrar graciosamente,
Robustecer mis miembros- Y enriquecer la mente.
Y cuando dulce venga- La noche solitaria...
Con fe, y no con labios, - Recitar mi plegaria.

                                                                                                                                                                                              A.G.G. Pezzana.